Spanish Translation of Extraordinary Work of ‘Ordinary’ People: Beyond Pandemics and Lockdowns: Pandemic Resilience in the Western Himalayas: Volume 3

/ / Latest Post

RESILIENCIA ANTE LA PANDEMIA EN AL HIMALAYA OCCIDENTAL

TO DOWNLOAD CLICK HERE

For English Version Click Here | For Hindi Version Click Here

INTRODUCCIÓN
¿Por qué fijarse en el Himalaya Occidental?

Mientras la región himalaya india comprende 12 estados, el Himalaya occidental se extiende por Himachal Pradesh, Uttarakhand, Ladakh, Jammu y Cachemira. Juntos, albergan a 51 millones de personas junto a una gran diversidad de flora y fauna. La región no solo es responsable de proveer de agua a una gran parte del subcontinente indio, sino que también destaca por sus picos imponentes, sus paisajes majestuosos y una rica herencia cultural.

Las montañas son los primeros indicadores de cambio climático. El retroceso de los glaciares implica a menudo una alteración del flujo de los ríos y los consiguientes cambios en biodiversidad, modos de vida y bienestar general de la población. Los estados himalayos, por tanto, siguen siendo una de las regiones más vulnerables en el mundo debido al cambio climático, la degradación de la tierra, la sobreexplotación y los desastres naturales.

Las montañas también hacen difícil la movilidad. El flujo de información no es nunca un proceso fácil, pero las montañas hacen aún más difícil que la gente reciba información de manera simétrica. Una conexión a internet pobre, la brecha digital junto con lo remoto de su situación exageran el problema. Se dice que una persona de cada tres en las montañas del Sur Global es vulnerable a la pobreza, la inseguridad alimentaria y el aislamiento.

El turismo en la región se inició cuando los británicos crearon ‘estaciones de montaña’ o ‘centros turísticos de verano’ como Nainital, Mussoorie, Shimla, etc. que siguen siendo los principales destinos turísticos hoy. La región alberga también numerosos centros de peregrinaje como Badrinath, Char Dham, Kedarnath, etc. Con el inmenso alcance del turismo en la región, son importantes las cuestiones de la sostenibilidad, la capacidad de carga o el turismo ecoamigable. Hay también una gran preocupación por la gestión de residuos y el aumento del uso del plástico como una consecuencia del gran número de turistas. El turismo basado en la comunidad, por tanto, es visto como una alternativa y una forma de turismo sostenible en la que las casas rurales pueden ofrecer ingresos empresariales a las comunidades locales.

Como la mayor parte de India, la región del Himalaya es también fundalmentalmente una región dependiente de la agricultura. Sin embargo, la comercialización de la agricultura y el número creciente de plantaciones han aislado de manera significativa a las comunidades indígenas de su base. El pastoreo y la trashumancia fueron históricamente actividades económicas importantes en la región. Con la introducción de los derechos de propiedad y las leyes forestales, muchas comunidades pastoriles como los Van Gujjar se encontraron de repente ¡sin derecho a voto, electricidad o casa! Las comunidades que dependen del bosque siguen perdiendo posiciones, pues a menudo son consideradas ‘ocupantes ilegales’ y los gobiernos estatal y central han intentado continuamante ‘establecerlos’ y restringir sus movimientos.

Retos

La región está marcada por retos como la inaccesibilidad y lo remoto de su situación, la fragilidad y susceptibilidad a los desastres naturales, la vulnerabilidad ante el cambio climático, el turismo insostenible y la gestión de desechos, el incremento de la pérdida de biodiversidad, el desempleo y la falta de opciones de formas de ganarse la vida, la emigración masiva de los jóvenes rurales que ha llevado a la aparición de aldeas fantasma y los problemas de la seguridad alimentaria. Estudios recientes han demostrado que la región se ha vuelto más susceptible a desastres naturales como inundaciones, corrimientos de tierra y sequías. También hay otros problemas no relacionados con el clima como los conflictos entre los humanos y la vida salvaje, la inseguridad en la provisión de agua debido al secado de las fuentes naturales, la degradación de la tierra, y los cambios sociales y demográficos. Algunos de estos problemas varían según el género y la identidad social. Por ejemplo, a las mujeres se les niegan a menudo los derechos de propiedad de acuerdo con las costumbres tradicionales de las colinas, aunque la región ha sido testigo de un aumento de la feminización de la agricultura. Debido a la enorme migración de la población masculina, la mayor parte de las mujeres de la región se han hecho cargo de la agricultura sin ningún apoyo económico o legal.

Vikalp Sangam en el Himalaya Occidental [WHVS por sus siglas en inglés] y The Himalaya Collective

Como parte constituyente del Vikalp Sangam general, el Vikalp Sangam del Himalaya occidental busca unir a investigadores, profesionales, pensadores y otras personas que trabajan en alternativas, no solo del Himalaya sino también más allá, para entender la región y trabajar juntos por un futuro alternativo para los estados de las montañas. El primer encuentro de organizaciones e individuos de la región se celebró en agosto de 2016 en Palampur, Himachal Pradesh. El Sangam [Sangam en hindi significa confluencia, y más específicamente confluencia de ríos, nota del tr.] fue organizado por Sambhaavnaa, Jagori, Deer Park y Kalpavriksh, y contó con la participación de 25 personas de 10 organizaciones. El segundo encuentro se celebró en el campus de Jagori en Himachal en noviembre de 2018 y fue organizado por Jagori Rural, People’s Science Institute, Snow Leopard Conservancy –India Trust, Ladakh Arts and Media Organisation (LAMO), Sambhaavnaa, MOOL Sustainability & Research Centre, Titli Trust, Maati Collective, SADED, School for Rural Development and Environment, y Kalpavriksh.

El objetivo de WHVS ha sido fortalecer una red de personas y organizaciones para colaborar y trabajar hacia una visión alternativa del desarrollo. El WHVS reconoce la necesidad de una perspectiva inclusiva e intersectorial del desarrollo. Es necesario pensar en la sostenibilidad ecológica, el bienestar y la justicia social, la democracia directa y delegada, la democracia económica, y la diversidad cultural y la democracia del conocimiento.

El Colectivo Himalaya surgió de las deliberaciones del Vikalp Sangam de Himalaya Occidental en 2019. Es una plataforma de código abierto para individuos y organizaciones que viven y trabajan en la región del Himalaya Occidental. El Colectivo busca superar la brecha de información asimétrica y hacer que la información sobre oportunidades en la región de las montañas sea fácilmente accesible.

El confinamiento y las historias del confinamiento

Cuando la pandemia del covid-19 golpeó al mundo, la región y sus vulnerabilidades quedaron aún más expuestas: escuelas y propiedades públicas devastadas por las inundaciones, trabajadores migrantes que se habían ido empezaban a volver llevando a una tendencia de ‘migración inversa’, el paro del turismo, y los jóvenes que perdían sus medios de vida. ¡Imaginad una región donde los medios de vida de la mayor parte de la gente dependen del turismo durante una pandemia en la que los viajes estaban restringidos! El turismo en todo el mundo sufrió grandes pérdidas. La región del Himalaya Occidental, con una industria del turismo en expansión y en la que estaba aumentando el turismo basado en la comunidad, vio una devastadora pérdida de medios de vida. Pero la resiliencia y la voluntad de seguir adelante continuaron.

En este documento hemos intentado compilar historias inspiradoras de la región que reflejan perseverancia, resiliencia y tenacidad. Cuando una inundación destruyó la única escuela en una aldea, los residentes locales y los trabajadores migrantes trabajaron juntos para renovarla. Cuando se detuvo el turismo, un operador empezó un servicio de entrega a domicilio manteniendo a todos sus trabajadores. Otra comunidad se dedicó a la agricultura de subsistencia y se centró en la formación digital. Estas historias muestran que hay esperanza, que el trabajo y el apoyo comunitario pueden superar todas las dificultades.

Contactos

Para información general respecto a estas historias: Aadya Singh, [email protected] o [email protected], y Ritwika Patgiri, [email protected]

1- LA HISTORIA DE BAGESHWAR
La población local y los migrantes renuevan y digitalizan la escuela local en Bageshwar

Fotografía de Adharsh Krishnan

Lejos del ajetreo de la vida urbana, en las orillas del río Garur Ganga se encuentra la aldea himalaya de Simkhetin Garur Block en Uttarakahand. Según investigaciones recientes del Instituto Indio de Tecnología de Bombay y el Instituto Nacional de Hidrología, los patrones de lluvia en India han estado cambiando debido al cambio climático. La región del Himalaya ha sido siempre muy vulnerable a los efectos del cambio climático y los análisis científicos muestran que habrá una ola de lluvias extremas e inundaciones de ríos. En noviembre de 2019, una inundación local arrasó la escuela Saraswati Shishu Mandir, dañando su biblioteca y devastando cuatro clases. Los niños siguieron asistiendo a la escuela a pesar de su condición deplorable pues no tenían otra opción. Se habían hecho planes oficiales para restaurar la escuela, pero se mantuvieron en suspenso cuando empezó la pandemia.

Repercusión de la pandemia

Después de que se produjese el brote de coronavirus y el consiguiente confinamiento, la escuela se usó como centro institucional de cuarentena para los migrantes que habían vuelto a sus aldeas, trabajadores informales en ciudades y pueblos. Al ver el estado deplorable de la escuela, los migrantes –muchos de los cuales tenían niños estudiando en esa escuela–, se sintieron inquietos al pensar en el futuro de sus hijos, y se ofrecieron para pintar la escuela de manera gratuita. La población local y los migrantes que habían regresado a la aldea comprendieron que podían usar el periodo de confinamiento para renovar la escuela, pero no había dinero o fondos para hacerlo.

Fotografía de Adharsh Krishnan

Dos amigos, Adharsh Krishnan y Pushkar Bisht, que llevaban un tiempo trabajando en el sector del desarrollo en Uttarakhand, decidieron ayudar a la población local a renovar la escuela. Adharsh es el fundador de AVDAZ, que trabaja con campesinos pequeños y marginales, mientras Pushkar, él mismo local y cuya familia había donado tierra para la escuela en 1995, forma parte de la Fundación Agro-Industrial Bhartiya. Vieron que no era solo la destrucción debida a la inundación lo que necesitaba solucionar la escuela, sino que la falta de infraestructuras básicas era también increíble. «Tras la inundación de 2019, toda la escuela estaba llena de basura y otros desechos. El edificio estaba completamente dañado», dijo Pushkar.

«Los profesores ni siquiera tenían sillas para sentarse en la escuela», nos dijo Adharsh. Mientras los trabajadores migrantes empezaban la renovación mientras vivían en la escuela, conseguir infraestructura y digitalizar la escuela fueron los otros objetivos que intentaron conseguir Krishnan y Bisht.

«En un radio de 20-25 km. no hay ninguna escuela que ofrezca educación con la ayuda de ordenador», dijo Adharsh. «La educación y los deportes son dos sectores con un campo inmenso para un crecimiento futuro». Los niños jugaban principalmente juegos como kho-kho, pues no había equipamiento deportivo para jugar a otros deportes. El buen trabajo, por bien intencionado que sea, tiene un coste: costaría 400.000 rupias llevar a cabo todo el trabajo de renovación. Tras intentar conseguirlo del gobierno, sin recibir ninguna ayuda con los fondos, el dúo creó una página de crowfunding en Milaap que consiguió una cantidad respetable de donantes de India así como de otros países, aunque se quedó corta respecto al presupuesto inicial. El trabajo empezó, los locales y los migrantes participaron de manera entusiasta y completaron toda la renovación.

Cada día llegaba un grupo nuevo de trabajadores para renovar la escuela, no había trabajadores fijos con un horario fijo. Los trabajadores pertenecían a todas las castas y trabajaron juntos por un mejor futuro para sus hijos. El trabajo se completó totalmente con autodeterminación y automotivación. Casi todos los trabajadores eran dependientes de la agricultura y veían en la escuela el futuro para sus hijos. A la escuela se le proporcionaron también ordenadores, un proyector, una impresora, un armario, equipamiento deportivo y una pizarra electrónica con el objetivo de digitalizar la escuela con la cantidad que habían conseguido reunir.

Lección

El confinamiento fue una época dura para los migrantes y la región himalaya vio un incremento inmenso de la emigrantes de regreso. Los apuros de la única escuela en el área obligaron a la población local a renovar la escuela. El conocimiento técnico y de gestión empresarial ayudó a la comunidad a recaudar una cantidad para reconstruir y digitalizar la escuela. Cuando todo parecía deprimente a causa de la pandemia, la renovación de la escuela y la promoción de la educación a través de ordenador se pueden ver como un cambio positivo en la comunidad.

Fotografía de Adharsh Krishnan

2- MAHILA UMANG SAMITI EN UTTARAKHAND
Las mujeres de Mahila Umang Samiti en Uttarakhand marcan el camino

Fotografía de Kalyan Paul

El frágil y vulnerable ecosistema himalayo ha visto a lo largo de los años un impacto negativo sobre los sistemas agrarios sostenibles en la montaña. Esto ha dado como resultado la disminución de la seguridad alimentaria y el aumento de la emigración de los hombres y jóvenes de la región. Una nueva tendencia de ‘feminización de la agricultura’ ha barrido la región con cada vez más mujeres uniéndose a la agricultura. La Mahila Umang Samiti [en hindi mahila significa mujer, umang entusiasmo y samiti asociación, nota del tr.] , un colectivo de varios grupos de autoayuda (GAA), se formó como un intento por resolver los intereses de estas mujeres campesinas implicadas en diversas actividades empresariales viables para hacerlas financieramente sostenibles. La idea era animar al ahorro y aumentar el acceso a servicios financieros a mujeres de otra manera excluidas o desconocedoras del sistema bancario tradicional. Iniciado en diciembre de 1999, Umang cubre a mujeres de 100 aldeas en Nainital, Almora y Bageshwar.

Repercusión de la pandemia

Fotografía de Suneeta Kashyap

Cuando empezó el confinamiento, las mujeres de Umang empezaron a discutir sobre cómo enfrentarse a la pandemia. A lo largo de los años habían ahorrado dinero para los tiempos difíciles, del que 10-12 lakhs (un millón, un millón doscientas mil rupias) serían distribuidos entre las mujeres cada año. «Sabíamos que no habría un periodo más difícil que este», nos dijo Suneeta Kashyap, miembro de Umang. Se alcanzó el consenso de que se distribuiría una parte de los ahorros –60 lakhs (seiscientas mil) de rupias entre 850 personas para pasar la pandemia juntas.

El inicio de la temporada de rabi [plantación en invierno y recogida en primavera] también significaba cosechas para el mercado. Pero el problema era que no había mercado como consecuencia del confinamiento. Estaba también la cuestión del proceso de recogida de las cosechas. Las campesinas contactaron con los mercados locales. Llamaron y enviaron correos para que les ayudasen a vender sus cosechas. Unos 419 granjeros decidieron cooperar y se consiguió de ellos un total de 12,5 lakhs en productos agrícolas. Las mujeres investigaron las áreas que tenían escasez de ciertos alimentos y comprendieron que diferentes áreas tienen diferentes necesidades –algunas áreas necesitaban ajos, otras necesitaban rajma [judías]–. Con todos los canales de comercialización cerrados y una respuesta positiva de los mercados locales, las mujeres decidieron empezar un servicio de distribución puerta a puerta de sus productos.

La entrega a domicilio de sus productos ha resultado ser un modelo eficiente  para las mujeres de Umang. También han empezado una página web para la entrega por internet, que hasta ahora ha recibido una respuesta positiva.

Lección

Aumentar la participación de las mujeres en asuntos financieros y de toma de decisiones es una medida efectiva no solo de empoderamiento sino que tiene también otros beneficios a largo plazo. Aumentar la capacidad de las mujeres en la gestión de dinero y ahorros proporciona también resultados cruciales. El rol de la tecnología y la formación digital de las mujeres es también importante.

Contacto Suneeta Kashyap, [email protected]

3- PROGRAMA DE GUÍAS DE NATURALEZA
Aprender de la pandemia: Jóvenes guías de naturaleza de Uttarakhand

Fotografía de Kesar Singh

Con la disminución de la productividad agraria y la deforestación, las comunidades fundamentalmente agrarias y dependientes de los bosques del Himalaya están siendo expulsadas de sus medios de vida tradicionales. Como resultado, la emigración y la pobreza se han acelerado en la región. El Programa de Guías de Naturaleza, apoyado por el Titli Trust y el Centro para el Desarrollo y la Investigación Ecológica (CEDAR por sus siglas en inglés), se inició en octubre de 2019 como un programa de medios de vida rurales vinculados a la naturaleza en tres paisajes de Uttarakhand: Mussoorie-Benog, Jhilmil Jheel-Thano y Mukteshwar. El programa tiene como objetivo crear guías de naturaleza capaces y dedicados en las aldeas de las tres áreas de Uttarakhand animando en las comunidades al ecoturismo basado en la naturaleza como un medio de vida sotenible ecológica y económicamente.

Los alumnos proceden fundamentalmente de familias que ven la guía vinculada a la naturaleza como una oportunidad para complementar sus ingresos por las actividades agrícolas y no agrícolas. La mayor parte de ellos se dedican a la agricultura o a otros sectores no agrarios como el transporte y la restauración, y están entusiasmados con las oportunidades de ganarse la vida con actividades relacionadas con la naturaleza que ofrece Uttarakhand. Antes de la pandemia, cada sesión práctica comprendía generalmente 3-4 horas de formación de campo, realizada cada 2-3 semanas. La formación de campo incluye la identificación de pájaros y otros temas de historia natural. También se enseñaba a los alumnos a usar libros de guías para la identificación de animales y plantas.

Antes de la pandemia, los guías de naturaleza recibían orientación desde octubre de 2019. Los talleres de formación presencial y los programas de formación estuvieron en marcha hasta marzo de 2020, antes de que la pandemia transformase las relaciones humanas con la naturaleza.

Repercusión de la pandemia

Fotografía de Kesar Singh

Cuando empezó la pandemia, como todo lo demás, los turistas dejaron de llegar a mediados de marzo. El Programa de Guías de Naturaleza, sin embargo, no se detuvo. Durante los primeros tres meses del confinamiento no hubo sesiones prácticas o formación de campo. Sin embargo, la formación y el aprendizaje sobre la naturaleza continuaron. Aunque los participantes no pudieron reunirse físicamente desde mediados de marzo hasta junio, la formación virtual continuó. ¡Mediante la innovación y la creatividad, el aprendizaje sobre la naturaleza fue posible aunque los encuentros físicos no lo fuesen!

«Antes solíamos centrarnos en los pájaros, pero ahora con estos tiempos cambiantes hemos cambiado el foco a la flora así como a las mariposas», nos dice Kesar Singh, quien ha formado parte del Programa de Guías de Naturaleza desde 2014-15. Kesar Singh y Taukeer Alam Lodha, que están radicados en los paisajes de Mussoori y Jhilmil respectivamente, han representado un papel muy importante en la gestión y continuación del program durante el confinamiento. Ambos son locales pero han difundido con éxito sus conocimientos, han mantenido el programa en funcionamiento y han actuado como gente con recursos. Han sido capaces de mantener una comunicación constante con los participantes mediante sus grupos de WhatsApp. «Aunque no hemos podido encontrarnos físicamente, nuestro aprendizaje ha continuado. A veces, hacía fotos con mi cámara y las enviaba al grupo, a veces las descargaba de Internet. Pero el proceso no se detuvo», añade Kesar Singh.

A los alumnos se les pidió también que enviasen listas de pájaros basadas en recuentos de pájaros en sus patios y enviasen imágenes de pájaros, plantas y mariposas observadas por ellos en sus aldeas. La comunidad virtual de WhatsApp se dedicó a concursos de identificación de pájaros, mariposas, y fenología de árboles.

Lección

Se pueden explorar medios de vida basados en la naturaleza incluso de una forma virtual. El conocimiento y la creatividad locales con la adecuada tecnología y acceso a internet son importantes para ello.

Contacto Kesar Singh, 8477091851

4. OVERLAND ESCAPE

Una empresa de turismo se convierte en un servicio de reparto a domicilio en Ladakh

Fotografía de Tundup Dorjey

Overland Escape fue creada por Tundup Dorjey con el objetivo de dirigirse al turismo doméstico y fue una de las primeras empresas de turismo en Ladakh dirigda a turistas nacionales más que internacionales.  Al identificar la falta de periódicos en la región, el grupo también empezó un periódico sin ánimo de lucro llamado Reach Ladakh Bulletin y lo han estado publicando durante los últimos ocho años. Los salarios del personal del periódico se pagan con los beneficios de Overland Escape. Cerca de 45 personas tienen directamente empleo gracias a la agencia turística y el periódico, y cerca de 150 tienen indirectamente empleo por la agencia. Cuando golpeó la pandemia, la agencia sufrió fuertes pérdidas ya que se había invertido una gran cantidad de dinero en paquetes de avión que nunca se recuperaron porque se les pidió que utilizasen el dinero para futuras reservas. Llevará al menos dos años recuperar completamente el dinero. El turismo es una de las principales industrias en Ladakh y esto no se consiguió en un día. Costó muchos años que Ladakh llegase a ser lo que es hoy.

Repercusión de la pandemia

La pandemia de covid-19 ha arrasado completamente el sector del turismo y a miles de personas que dependían de él han perdido su medio de vida. Esto es especialmente cierto para regiones como Ladakh que había asistido a un boom del turismo en los últimos años. La pandemia ha dejado a mucha gente dependiente del turismo sin empleo. Overland Escape, también, entendió pronto que no podría mantenerse, ni ella ni sus empleados.

Fotografías de Tundup Dorjey

«¿Quién sabe cuántos años llevará volver a llegar a donde estábamos antes de que empezase la pandemia?», nos dijo el señor Dorjey. Era bien consciente de las incertidumbres de los empleados tanto de Overland Escape como de Reach Ladakh, muchos de los cuales no tienen una fuente alternativa con la que ganarse la vida. «Les podría haber dicho que se acabó, que no tenemos negocio, ahora mismo no os puedo pagar», recordaba el señor Dorjey, «Pero no tienen otras alternativas. Teníamos que pensar en algo más».

Les llegó la noticia del Magistrado del Distrito y el Consejo de las Colinas de Ladakh de que era necesario distribuir verduras y medicinas procedentes de Delhi. Dorjey se dio cuenta de que él tenía personal y vehículos para hacer la distribución. «No teníamos el dinero, pero si la mano de obra», nos dice el señor Dorjey. Pronto, el teléfono no dejaría de sonar y el negocio de la distribución empezó a florecer. Ladakh es un mercado casi inexplorado para los servicios de entrega. Dada su lejanía y terreno montañoso, la región no cuenta con servicios de entrega a domicilio y la pandemia mostró la importancia de un negocio de este tipo.

Aprovechando esto, Dorjey y su equipo empezaron por la distribución de verduras de Punjab y Delhi. Llamaron a su servicio de distribución a domicilio Gortsa, lo registraron, y han creado una página web para el servicio. Con una comisión de las tiendas de suministro, el negocio ha podido mantener a los 45 empleados.

Lección

El turismo ha sido uno de los sectores más golpeados por la pandemia. Sin embargo, la mano de obra, los conocimientos y la tecnología utilizados en el sector pueden llevar a ideas nuevas para mantenerse. Los servicios de distribución innovadores y a pequeña escala  pueden ofrecer una fuente viable para ganarse la vida. El uso de las tecnologías digitales e internet para el marketing y la comunicación es también eficaz.

Contacto Tundup Dorjey, [email protected]

5. LA GENTE DE MUNSIARI
La gente de Munsiari nos muestra qué es la resiliencia

Fotografía de Beena Nitwal

El Maati Sangathan [maati significa suelo, tierra y sangathan organización, nota del tr.] es un colectivo de mujeres del valle de Gori, en Munsiari, en el distrito de Pithoragarh de Uttarkhand. Maati es un colectivo autónomo de mujeres campesinas, tejedoras, productoras de leche, vendedoras de verduras y empresarias autoempleadas. La comunidad aquí depende en gran parte de la agricultura, además del turismo. El origen de Maati es profundamente político, en el sentido de que surgió como resistencia de las mujeres de la aldea contra problemas patriarcales como la violencia contra las mujeres, ya sea doméstica, sexual o basada en la casta, la desigualdad en la propiedad de la tierra y otros recursos productivos para las mujeres, y de problemas relacionados con ‘JalJungle y Zameen‘ [agua, bosque y tierra]. El mandato de Maati va mucho más allá de lo individual y es activo en la capacitación de la agencia de las mujeres mediante la participación activa en el autogobierno local y en determinar una agenda de desarrollo centrada en la gente que sea ecológicamente sensata en el contexto himalayo. La política está imbricada en la economía montañesa de la aldea y el compromiso de Maati con ella es directo y pragmático. Las miembros de Maati forman también parte del Arca Himalaya [Himalayan Ark], que se creó en 2004 y se registró como compañía en 2016. El Arca Himalaya proporciona experiencias culturalmente inmersivas a turistas mediante estancias en casas rurales. Fundada como una empresa turística basada en la comunidad y la naturaleza, el Arca Himalaya contribuye activamente a la conservación y el bienestar de los bosques locales y proporciona una fuenta adicional de ingresos a las mujeres.

Repercusión de la pandemia

El confinamiento provocado por la pandemia ha sido un golpe tremendo para el turismo del mundo entero. Para la comunidad dependiente del turismo de Munsiari no ha sido diferente. La comunidad asistió a una caída de sus ingresos debido al confinamiento. «Es importante diferenciar entre el confinamiento y la pandemia», nos dice Malika Virdi, quien inició Maati años atrás. «La pandemia sigue, pero fue el confinamiento lo que nos afectó». Virdi es también la fundadora y directora del Arca Himalaya, una de las cofundadoras de Voices of Rural India, y actualmente en su segundo mandato como Sarpanch del Van Panchayat Sarmoli Jainti [panchayat es el organismo político de gestión local, el sarpanch es su jefe, nota del tr.].

Fotografía de Beena Nitwal

Para hacer frente al confinamiento así como a la caída de ingresos, la comunidad inició una plataforma llamada Voices of Rural India en colaboración con otras cinco organizaciones de toda India. Simbolizando la libertad de las voces rurales, Voices of Rural India fue lanzada el Día de la Independencia como una plataforma para propietarios de casas rurales basadas en la comunidad para compartir sus historias y conseguir algún ingreso, aunque fuese pequeño. Al publicar allí sus historias, los propietarios de casas rurales reciben mil rupias por su primera historia, 1.500 por la segunda y 2.000 por la tercera, incentivando así un periodismo rural constante. Pero más que la compensación monetaria, Voices of Rural India tiene como visión mejorar la formación digital de hombres y mujeres en las áreas rurales. Todas las organizaciones participantes deben aportar cinco historias cada mes y los editores y organizadores trabajan como voluntarios.

«Las aldeas tienen potencial pero no tienen las herramientas», nos dice la señora Virdi, quien espera que la gente de las áreas rurales llegue a equipararse con la población urbana desde el punto de vista de la exposición a las infraestructuras digitales. Reconoce que existe una brecha digital y la comunidad ha creado un centro digital para superarla. «Cuando las escuelas tuvieron que cerrar, todas las clases se hicieron en línea», nos dice Kanchan Arya, miembro de Maati, «pero muchos niños no tenían ordenadores o teléfonos móviles. Así que conseguimos cuatro ordenadores y un teléfono móvil, compramos una impresora y empezamos las clases en línea en nustro centro digital».

Además de enfrentarse al impacto inmediato sobre los ingresos relacionados con el turismo y la educación digital, la comunidad también fortaleció la agricultura colectivizándola. Aunque ha crecido la dependencia del mercado para el suministro de alimentos, Maati ha mantenido con constancia la soberanía alimentaria como una preocupación central poniendo el foco en la producción local de alimentos, lo que ha ayudado a la gente a sobrevivir a pesar de la caída de los ingresos relacionados con el turismo. La producción de alimentos y la fertilidad del suelo dependen de ciclo de nutrientes del bosque que les rodea y el confinamiento llevó a una reafirmacion de la importancia de los Van Panchayats en la agricultura de montaña y la supervivencia. «Hemos creado un colectivo de campesinos que tienen pequeños lotes de tierra para poder apoyarnos entre nosotros», nos dice Kamla Pandey. La gente que cultivaba de manera separada ahora se unen para apoyarse y cultivar cosechas para ellos mismos más que para el mercado. Se intercambian semillas y estiércol. Al centrarse cada vez más en la agricultura, la comunidad ha tenido éxito al enfrentarse a la crisis. Con la caída repentina de la venta de productos alimenticios y artesanos locales a los turistas, Maati cambió a vender productos locales como hierbas, y productos de lana mediante su propia página de Instagram, que repuntaron durante la pandemia.

Lección

El conocimiento de las condiciones agro-ecológicas locales es crítico para la supervivencia de las comunidades rurales de montaña. La agricultura colectiva y la gestionada localmente han ayudado a las comunidades a enfrentarse a la crisis. La pandemia ha hecho que todo el mundo se de cuenta de la importancia de la alfabetización digital. Las comunidades locales tienden a una falta de infraestructuras digitales pero no de potencial. Superar la brecha digital puede fortalecer las voces rurales. La industria del turismo ha experimentado una caída pero las alternativas pueden mantener a comunidades dependientes del turismo mediante el empoderamiento digital, fortaleciendo la agricultura local y con un foco mayor en los recursos naturales y los bosques comunales. La localización y la agricultura de subsistencia reflejan la capacidad de competir con un mercado sesgado y voluble.

Contacto

Malika Virdi, [email protected]

Fotografía de Beena Nitwal

6. LA GENTE DE SPITI
La gente de Spiti recurre al autogobierno para enfrentarse a la pandemia

Fotografía de Sonam Targey, miembro de CPMSD

Localizada en las alturas del Himalaya en el noreste de Himachal Pradesh, Spiti es el hogar de mucha población tribal dedicada a la agricultura o al turismo. En los últimos años, la población indígena agraria de Spiti ha estado cultivando productos comercializables para mantenerse. El cultivo de productos comercializables se basa fuertemente en el mercado y supone una exposición necesaria al mundo exterior. Los medios de vida basados en el turismo, que también son comunes en la región, requieren también la interacción cruzando fronteras. Sin embargo, con la llegada de la pandemia, toda la comunidad empezó un confinamiento autoimpuesto que dio lugar a cambios no solo en los patrones de cultivo, sino también en los modos y estilos de vida.

Repercusión de la pandemia

Al principio, cuando golpeó la pandemia, lo remoto de su localización y la inaccesibilidad de Spiti exacerbaron la vulnerabilidad de la población local debido a los magros recursos y la infraestructura subdesarrollada. La población local entendió pronto que las guías, normas y políticas aplicables al resto del país no serían suficiente en la región.

Se requerían medidas alternativas para ocuparse de la salud, los medios de vida, la seguridad alimentaria y el bienestar general de los nativos. Al comprender la necesidad de un sistema alternativo, la población local recurrió al autogobierno y al liderazgo comunitario para hacer frente a los impactos de la pandemia.

Fotografía de Sonam Targey, miembro de CPMSD

El primer paso hacia el autogobierno fue la formación de un cuerpo de gobierno informal llamado Comité para Medidas Preventivas y Desarrollo Sostenible (CPMSD por sus siglas en inglés), un grupo voluntario ciudadano autoorganizado que trabajaría en paralelo con las estructuras gubernamentales existentes. El Comité trabajó en dos niveles: el Comité ampliado, compuesto de diferentes interesados, como representantes del panchayat local, pradhans [jefes de aldea], grupos de mujeres (mahila mandals), grupos de jóvenes (yuvak mandals), grupos de comerciantes, representantes de la Asociación de Hoteleros de Spiti, casas rurales, sindicatos de taxistas, organizaciones voluntarias y lamas de cinco grandes Gonpas (instituciones religiosas), incluidos los monasterios de Kee, Komic, Dhankar, Tabo y Kungri. Los miembros de este Comité ampliado seleccionaron a doce miembros para formar un Grupo Comité de Expertos para la toma de decisiones, el liderazgo y una aplicación más fácil sobre el terreno.

Bajo el liderazgo del Comité, la población tribal local decidió unánimemente optar por un autoaislamiento y restricción de movimientos en toda Spiti semanas antes de que se anunciase el confinamiento en todo el país.

La aplicación de este confinamiento autoimpuesto se llevó a cabo de una manera descentralizada. Todos los implicados participaron activamente y ayudaron a difundir la información sobre el confinamiento en todas las aldeas. Todos los servicios no esenciales como algunos negocios y actividades relacionadas con el turismo en la región fueron cerrados. Como este proceso empezó a mediados de marzo mientras algunos turistas nacionales y extranjeros seguían todavía en el valle, el Comité también ayudó a su regreso seguro a sus hogares. La población local se ofreció voluntaria y estableció patrullas en los puntos de entrada a Spiti que duraron siete meses, desde abril a octubre de 2020.

La comunidad fundamentalmente basada en la agricultura de Spiti normalmente depende de cultivos para el mercado como los guisantes, que suponen una fuente importante para ganarse la vida. La producción de cultivos para el mercado es muy intensiva en trabajo y muy dependiente de las cadenas de suministro externas para su transporte y venta. Seguir con la producción de cultivos para el mercado durante el confinamiento hubiese significado exponer a toda la comunidad a riesgos de infección. Con esto en mente, la población local decidió alterar sus prácticas agrícolas y cambiar el foco al automantenimiento.

Así, muchos campesinos de diferentes aldeas empezaron a sembrar cultivos tradicionales como kala matar [guisantes negros] y cebada en lugar de guisantes verdes, que son también más adecuados a las condiciones geoclimáticas de la región a la vez que más resistentes a la sequía. «Este ha sido uno de los cambios monumentales en nuestras prácticas agrícolas este año, cuando vemos un regreso de los cultivos tradicionales. En Kaza, que es una de las mayores aldeas, casi nadie sembró guisantes verdes este año debido a nuestra decisión colectiva», añade Dolker, una de los representantes del Mahila Mandal local.

En el futuro, el comité aspira a plantear temas más allá de la pandemia y llevar a cabo su trabajo en el largo plazo. También se comprometen a empezar a involucrarse en temas socioeconómicos interrelacionados, temas de desarrollo com salud, educación, medios de vida y otros asuntos civiles después de la pandemia. «Intentamos llevar nuestro trabajo más allá de la pandemia y seguir cumpliendo nuestros deberes de manera paralela a las estructuras existentes», dice Sonam Targey, uno de los representantes del comité CPMSD: «la población local ha puesto una fe inmensa en el trabajo del comité y es necesario que se mantenga también en el futuro».

Lección

La gobernanza autónoma y local junto con la descentralización pueden ser efectivas para enfrentarse a retos sistémicos como pandemias y confinamientos. Las comunidades locales con el uso del conocimiento tradicional y la toma descentralizada de decisiones puede demostrar ser un método de resistencia eficaz. Las prácticas agrícolas tradicionales y no necesariamente un sistema basado en el mercado pueden llevar al automantenimiento.

Contacto Chemi Lhamo, email: [email protected] or [email protected]–india.org Phone number: 7982943928

Fotografía de Sonam Targey, miembro de CPMSD

7. EL INSTITUTO DE CIENCIA POPULAR [PEOPLE’S SCIENCE INSTITUTE]
Las mujeres recuperan fuentes en Uttarakhand

Foto de Bhagwati Pandey, PSI

El People’s Science Institute (PSI), una organización para la investigación y el desarrollo sin ánimo de lucro, ha trabajado ampliamente en el desarrollo de medios de vida comunitarios basados en las cuencas hidrográficas, el monitoreo de la calidad medioambiental, la construcción de viviendas seguras ante los desastres naturales y la difusión de tecnologías apropiadas. Está extendida por todo el país con un foco especial en los estados himalayos de Uttarakhand e Himachal Pradesh. La misión del PSI es ayudar a erradicar la pobreza mediante el empoderamiento de los pobres y el uso productivo, sostenible y justo de los recursos humanos y naturales. Para conseguir este objetivo, proporciona apoyo técnico y de gestión a comunidades y organizaciones, aplica programas de desarrollo y lleva a cabo investigaciones y análisos de políticas de interés público.

Repercusión de la pandemia

Con el comienzo del confinamiento, la organización inició inmediatamente su trabajo de socorro. Se distribuyeron productos esenciales como harina, arroz, aceite, legumbres, jabón, detergente, compresas, hojas de té, etc. en 70 aldeas y 10 barrios de chabolas en Bageshwar, Dehradun, Pauri, Rudraprayag, Nainital, Almora, Pithoragarh en Uttarakhand, y Solan en Himachal Pradesh. También ofreció ayuda durante la cuarentena a los trabajadores migrantes. Tomó parte activamente en la producción de desinfectantes en su propio laboratorio que fueron distribuidos junto con mascarillas en aldeas remotas del Himalaya. La organización también tuvo éxito en crear conciencia sobre la pandemia y sobre normas de distancia social entre familias campesinas y trabajadores migrantes.

Foto de Bhagwati Pandey, PSI

La organización también tuvo éxito en llevar a cabo apoyo a medio plazo a medios de vida de la gente afectada en las áreas seleccionadas. El Covid-19 ha afectado enormemente al sector agrícola de los estados himalayos. Una valoración rápida inmediata por parte del equipo del PSI les hizo comprender que las actividades agrícolas, especialmente la trilla, eran difíciles de llevar a cabo tras la reciente cosecha de los cultivos de la estación de rabi debido a la falta de máquinas y transporte. Con esto en mente, el equipo del PSI intervinó proporcionando ayuda posterior a la cosecha como la trilla y la comercialización para unas 300 familias. La disponibilidad de semillas para la estación de kharif [se cultiva al principio del monzón, en mayo-junio y se cosecha en octubre-noviembre] se aseguró en los distritos de Rudrapayag y Bageshwar en Uttarakhand. Se organizaron unos tres quintales de semillas para legumbres, maíz y arroz.

No obstante, la parte más inspiradora del trabajo del PSI ha sido la gestión de la crisis del agua en Uttarakhand, que no se detuvo ni siquiera durante la pandemia. Con datos del Atlas de Manantiales publicado por NITI Aayog y Acquadam, el PSI reunió su información sobre las áreas seleccionadas. Las principales áreas de trabajo son Pauri, Garhwal, Nainital, Pithoragarh y Almora. El rol de las comunidades es aquí especialmente importante pues es la comunidad la que proporciona datos sobre las áreas que es necesario revitalizar. El foco se centra tanto en la calidad como en la cantidad de agua. El siguiente paso es un estudio simultáneamente hidrológico y socioeconómico que lleve a la ultimación de los manantiales críticos.

Aquí es donde empieza la movilización de la comunidad. Con teatro callejero, canciones populares en los idiomas locales y la concienciación, se le pregunta a la población local si están de acuerdo en que es necesario revitalizar los manantiales para reducir la escasez de agua. Los Grupos de Usuarios de Agua se forman incluyendo tanto a hombres como mujeres. Se les forma para hacerse cargo de los manantiales. Mientras geólogos, ingenieros y científicos sociales formados diseñan la estructura y recarga del manantial y deciden las medidas de tratamiento a llevar a cabo según el ecosistema, la comunidad está igualmente implicada en la toma de decisiones, construye los manantiales y se cuida del mantenimiento.

La pandemia hizo difícil seguir la formación durante el monzón –el periodo de tiempo más importante para la recarga de manantiales–. Pero siguió la formación virtual sobre recarga de manantiales en WhatsApp y Zoom. Las cuestiones técnicas sobre la recarga de manantiales que normalmente las explican ingenieros, geólogos y científicos sociales formados fueron se les enseñaron también a los paratrabajadores de la comunidad usando tecnología tan simple como vídeos y fotografías. Esto llevó a la capacitación así como a la confianza entre los miembros de la comunidad, especialmente las paratrabajadoras. Cabe destacar que la mayor parte de estas cuestiones técnicas y trazado de trincheras son espacios dominados por hombres o expertos. Mediante la tecnología y métodos nuevos de comunicación, ha sido posible transferir conocimientos a las comunidades rurales y paratrabajadoras en un momento tan devastador como este. Las mujeres han sido más vulnerables a la pandemia, han perdido más trabajos comparadas con los hombres y han tenido menos accesos al aprendizaje virtual. Que haya mujeres dedicadas a una esfera técnica dominada por hombres solo mediante formación virtual es ciertamente destacable.

Lección

La formación e incluso la formación virtual ha desarrollado un tipo diferente de confianza, aptitud y capacidades entre miembros de la comunidad, lo que ha llevado a una revitalización de manantiales solamente por parte de la comunidad, evitando así la escasez de agua. Mediante la formación virtual, las mujeres pudieron dedicarse a una esfera técnica dominada por hombres, lo que llevó a un aumento de su confianza.

Contacto Roshan Rathod, [email protected] y [email protected]

Foto de Bhagwati Pandey, PSI

8. APOYO A LA CONSERVACIÓN DE LEOPARDO DE LAS NIEVES EN LAS ALDEAS DE MERU Y HANUPATTA
Mujeres locales y migrantes retornados en Ladakh tienden a un modeo de vida sostenible

Fotografía de Sangay Bhutia

El Trust para la Conservación del Leopardo de las Nieves -India [Snow Leopard Conservancy –India Trust] (SLC–IT) (http://snowleopardindia.org/) es una organización que trabaja para comprender y proteger mejor al leopardo de las nieves (Panthera uncia), un gran felino nativo de las lomas escabrosas del Alto Himalaya en Asia central y del sur. Fundado en 2009, SLT-IT ha estado trabajando con un enfoque conservacionista basado en la comunidad y es activo en la región de Ladakh.

Cada año, el SLC-IT proporciona formación a las mujeres de muchas aldeas de Ladakh, incluidas las de Hanupatta, Meru, Himya y Lamayuru, en actividades de artesanía y tejido a mano. Estos programas de formación están pensados para empoderar a las mujeres de las aldeas y proporcionarles una fuente de ingresos. Se forma a las comunidades locales para promocionar sus artes y artesanías tradicionales y el ingreso de la venta de estas artesanías ayuda a compensar la pérdida de ganado por los leopardos de las nieves.

Repercusión de la pandemia

El confinamiento por el Covid-19 este año forzó inicialmente a la organización a cancelar su formación. Pero las mujeres de las aldeas contactaron con el SLC y le pidieron que las formasen en trabajo con fieltro de aguja seca –algo que no habían hecho antes nunca–. El trabajo con fieltro de aguja seca es una forma de artesanía que requiere una aguja y lana para crear objetos en 3D.

Fotografías de Jigmet Dadyl (superior) y Anzara Anjum (inferior)

Las mujeres querían hacer algo productivo durante el confinamiento y vender sus productos durante la siguiente temporada turística. El entusiasmo de las mujeres motivó que el SLC iniciase la formación en medio del confinamiento. Con cuidado y precauciones extra, la formación se llevó a cabo con éxito.

Sorprendentemente, acudieron más mujeres a la formación este año que en la media de los años anteriores al covid. Además de las mujeres, jóvenes migrantes que habían vuelto debido al confinamiento también participaron.

Como el confinamiento restringió los viajes a Lehor y otros mercados vecinos, las mujeres consiguieron procurarse la materia prima necesaria para el fieltro con aguja seca, como la lana, de ovejas y yaks domésticos locales de sus casas. Las mujeres no dependieron del mercado para ninguna materia prima, y pudieron conseguir todo lo necesario para la artesanía de sus hogares sin tener que ir a comprar nada en el mercado.

En los últimos años, Ladakh ha presenciado un aumento del rol del mercado con una dependencia creciente de él. Una de las implicaciones inmediatas del confinamiento fue el corte en el suministro de verduras. El confinamiento abrió los ojos de muchas maneras, con un reconocimiento creciente de que las montañas mismas son una fuente de diversas raíces comestibles, hierbas, frutos y verduras. Además de la formación en fieltro de aguja seca, a las mujeres de la aldea de Himya se les habló de las hierbas de la montaña como una alternativa a verduras comerciales. También se guió a las mujeres para recoger verduras y hierbas de las montañas. Las mujeres pudieron sostener a sus familias con costes mínimos de una forma más sana y sostenible.

Lecciones

Planear es traer el futuro al presente para que podamos hacer algo con él. Las mujeres de estas aldeas han usado su tiempo durante el confinamiento para producir materiales que puedan vender en la próxima estación turística. Sin insumos externos, las mujeres han usado el conocimiento local y las condiciones agroecológicas para mantenerse.

Contacto Anzara Anjum, [email protected]

9. LAS CHICAS ADOLESCENTES DE KANGA
El relato de las chicas adolescentes de Kanga durante la pandemia

Fotografía de Jagori Grameen

La pandemia de Covid-19 ha demostrado que ciertos grupos de personas son más vulnerables económicamente que otros. Sus consecuencias se han sentido de manera desigual según nuestras identidades de casta, clase, género, etc. El caso de las adolescentes es muy interesante a este respecto. Ya se enfrentan a un montón de barreras desde el punto de vista de la salud. La deficiencia de hierro y la malnutrición son más altas en las chicas que en los chicos. Las chicas jóvenes y las mujeres ya se encuentran en los márgenes, y su situación adversa se agravó debido a la crisis en la que se encuentran con el riesgo de perder aún mucho más. Existe también la posibilidad de perder todo el progreso conseguido hasta ahora en los derechos de las chicas en nombre de problemas que son ‘más urgentes’. Se puede sentir el riesgo a su bienestar, seguridad y apoyo entre pares.

El Jagori Rural Charitable Trust (JRCT) trabaja con comunidades del distrito de Kangra de Himachal para enfrentarse a toda forma de discriminación basada en género, clase, casta, religión, discapacidad y toda otra forma de exclusión social. Como parte del programa Aware Adolescent Girls Action for Justice (AAGAJ), la organización reconoce que las chicas adolescentes son uno de los grupos más vulnerables que han sufrido el impacto de la crisis del coronavirus. Cuando empezó el confinamiento, la organización hizo esfuerzos por comunicarse con ellas en cuatro bloques del distrito de Kanga, en concreto Rait, Nagrota Surian, Dharamshala y Kangra.

Repercusión de la pandemia

Las chicas tienden a encontrar mucho apoyo en sus amigas, grupos de pares y colectivos. Sin embargo, el confinamiento aisló a la mayoría de ellas. Empezaron a salir a la luz muchas noticias de chicas jóvenes enfrentándose a un alto riesgo de abuso sexual dentro de los hogares confinados y las calles desiertas. El periodo de confinamiento fue testigo de una ola de llamadas de socorro por parte de chicas, niños y mujeres debido a la violencia. ¡Childline India recibió hasta 92.000 llamadas de socorro en 11 días en el mes de abril!

Con la caída de los ingresos del hogar, las jóvenes se volvieron más vulnerables a abandonar la escuela y la universidad lo que más tarde ampliaría la división de género en la educación. Hay también un aspecto de género de la brecha digital. Las chicas es menos probable que tengan smartphones o tengan acceso a internet. La situación no era diferente en Kangra. El confinamiento también supuso un aumento de la responsabilidad en el hogar para las chicas así como de las tareas de recolecta, haciéndolo más difícil para las estudiantes. El estrés y la falta de espacio en casa también han afectado a las chicas, haciendo difícil que se dediquen a sus estudios. Las oportunidades de un matrimonio infantil o temprano de las chicas jóvenes también han aumentado con el confinamiento pues la educación en línea se ha vuelto más complicada. Los temas de salud física y mental también se han vuelto más importantes entre las chicas. Mientras la mayoría de las chicas y mujeres son anémicas, su acceso a la nutrición solo va a empeorar con la disminución de los ingresos familiares y la caída de los estándares de vida.

«He completado los exámenes de 12º grardo. Quería estudiar más pero la universidad está lejos de mi aldea», nos dice Vandana, una joven adulta de la región. «Si fuese un chico, mis padres me podrían haber permitido seguir estudiando. Les presioné para que me admitieran este año, pero ahora debido a la pandemia, parece que nunca voy a ir a la universidad». Shikha, una chica d3 15 años nos dice: «Estudiar en casa se ha vuelto realmente complicado. Tengo dos hermanos menores. Les ayudo en sus estudios durante el día y tengo que hacer todas las tareas domésticas. También hay un montón de trabajo agrícola. Así que solo me puedo poner a estudiar por las noches, a veces a partir de las 9 pm cuando está terminado todo el trabajo». El confinamiento también ha interrumpido la producción y suministro de productos menstruales. «Antes solíamos lavar nuestros paños menstruales en un arroyo cerca de nuestra casa», dice Jyoti. «Ahora que todo el mundo está en la aldea por culpa del confinamiento, siempre hay gente cerca del arroyo, haciendo difícil que vayamos allí, tomemos un baño y lavemos nuestra ropa, especialmente los paños menstruales. Me da miedo lavar los paños menstruales cuando hay gente así que tengo que levantarme muy pronto y tomar un baño antes de las 5 de la mañana.»

Fotografía de Jagori Grameen

Jagori ha intentado responder a las necesidades nutricionales de estas chicas adolescentes. La organización desarrolló paquetes nutritivos junto con paquetes de compresas para hacer frente a las necesidades nutricionales y los retos menstruales de las jóvenes. Cada paquete contiene una carta dirigida a las chicas y un panfleto que contiene los números de ayuda telefónica esenciales para ellas para contactar en caso de abuso doméstico. Se han entregado un total de 780 paquetes nutritivos y de compresas a las chicas. También se les concienció sobre el bienestar mental y físico así como sobre el abuso doméstico.

Lección y camino a seguir

La cuestión de las chicas no puede separarse de la crisis general, pero exige una comprensión más profunda de su vulnerabilidad. La crisis, como para otros, ha magnificado las luchas de las chicas en su espacio personal y social. El problema del patriarcado en el seno de los hogares está en el centro de la mayor parte de los problemas a los que se enfrentan las chicas adolescentes, ya se trate de la falta de nutrición, el acceso a la educación o la violencia en los hogares. A medida que avanzamos, es importante construir y centrar nuestras respuestas a las chicas adolescentes y comprender sus necesidades que están en la intersección de ser chicas, niñas y jóvenes adultos.

Contacto Arkina Singh, [email protected] Suhasini Bali, [email protected] District Project Coordinators AAGAJ (Aware Adolescent Girls Action for Justice) Project, Jagori Grameen

Fotografía de Jagori Grameen

10. AVES DE CACHEMIRA COMO UNA ALTERNATIVA DE ECOTURISMO Y GENERADORA DE MEDIOS DE VIDA
Aves de Cachemira guía el camino para el econturismo y la generación de medios de vida

Fotografía de Irfan Jeelani

La observación de aves y el avi-turismo han surgido en los últimos años como alternativas al turismo comercial. La agencia para el medio ambiente de las Naciones Unidas ha reconocido el importante rol de la observación de aves en la industria del turismo junto con sus varios beneficios directos e indirectos para las comunidades locales de los países en desarrollo. Cachemira tiene un potencial inmenso para esta comunidad y la industria del turista ecoamigable y el confinamiento vieron un principio en esta dirección. Salim Ali, el oncólogo más famoso de India llamó en cierta ocasión a Cachemira «un paraíso en la Tierra para las aves migratorias». Cada año, cerca de un millón de aves migratorias usan los humedales en Cachemira como campos transitorios.

Las aves de Cachemira [The Birds of Kashmir] fue fundada por Irfan Jeelani durante el confinamiento con el objetivo de atraer a observadores de aves y familiarizar a los otros turistas con la avifauna. La idea también era generar medios de vida de una forma sostenible y ecoamigable. 

Jeelani, un entusiasta de las aves de 32 años de la pequeña ciudad de Kanga en el distrito de Ganderbam de Cachemira, estuvo siempre interesado en el senderismo y ha participado en expediciones senderistas con varios grupos senderistas de Cachemira. «Mientras hacía senderismo, solía observar la naturaleza y tomar fotografías», nos dice. «Tomar imágenes de aves se convirtió en mi pasión. Empecé a leer sobre la flora y fauna pero quedé descorazonado cuando descubrí que no había habido demasiada investigación sobre aves hecha por locales. Toda la investigación disponible ha sido hecha por forasteros.»

Fotografía de Irfan Jeelani

Jeelani empezó por publicar imágenes en los medios sociales. Fotografió 243 especies de aves diferentes en el valle de Cachemira, lo que llamó la atención de muchos observadores de aves importantes nacionales y extranjeros. Entre ellos estaba Sarwan Deep Sing, con el que trabajó Jeelanil más tarde y aprendió diferentes técnicas.

Repercusiones de la pandemia

Cuando golpeó la pandemia, todo el mundo se vio obligado a quedarse en casa. El confinamiento fue una época difícil para el sector del turismo así como para las comunidades dependientes de estas empresas. Los jóvenes estaban inseguros sobre su futuro y el desempleo llegó a máximos. Fue entonces cuando Jeelani empezó un concepto llamado «Observación de aves desde el balcón o observación de aves desde el patio». «Mi objetivo era atraer al espectador y familiarizarlo con la avifauna de la región», nos dice. «Esto les dará también una maravillosa oportunidad para fotografiar algo diferente y publicarlo en nuestro portal de redes sociales». Este concepto evolucionaría finalmente hasta convertirse en un club: The Birds of Kashmir (BOK).

Jeelani no quiere limitar el grupo solo a Cachemira a diferencia de muchos otros grupos similares con menor participación. Su idea es crear un grupo amplio que actuará también como una plataforma para que los jóvenes muestren su trabajo y guiarlos para convertirse en profesionales de éxito en el área. Algo que ya ha conseguido. Birds of Kashmir tiene hoy cuatro mil miembros activos de diferentes países.

Cuando BOK se expandió, Jeelani empezó a recibir llamadas de diferentes entusiastas de las aves para hacer viajes de observación de pájaros. Jeelani vio esto como una oportunidad para generar una fuente de ingresos sostenible para los jóvenes de la región. Jeelani trabaja con 30-40 jóvenes y les forma personalmente para guiar a entusiastas de las aves y otros turistas. A los jóvenes les pagan los grupos de turistas.

«Cachemira destaca por una rica biodiversidad que incluye a un gran número de especies de aves, muchas de las cuales son únicas de Cachemira», dice Jeelani, «y después de que se expandiese el BOK hemos empezado a recibir varias propuestas para tours de observación de aves y tours de naturaleza, que es un concepto que ha surgido en Europa. En consecuencia, hemos empezado algunos tours ecoamigables donde llevamos directamente a los observadores a su destinación deseada. Esto se ha convertido en una fuente de generación de ingresos para la gente de ese área.»

A pesar de la sostenibilidad de esta generación de ingresos, el BOK ha mantenido el número de visitantes limitado a causa de la pandemia. Más tarde se puede ampliar para generar un empleo más sostenible medioambientalmente.

Lección

El empleo sostenible y la generación de ingresos son posibles a pesar de las dificultades de la pandemia. Los jóvenes y las comunidades locales pueden aprovechar este conocimiento local y a través de esta transferencia de conocimiento, se puede alentar el turismo comunitario y el ecoturismo, teniendo en cuenta la capacidad de carga.

Fotografía de Irfan Jeelani

Este documento ha sido compilado por Ritwika Patgiri y Aadya Singh, agradeciendo especialmente la colaboración de Sujatha Padmanabhan, Roshan Rathod, Sanjay Sondhi, Shaikh Ghulam Rasool, Tsewang Namgail, Shrishtee Bajpai, Tashi Morup, Abha Bhaiya y Biju Negi. El documento no hubiese sido posible sin la cooperación de Anzara Anjum, Malika Virdi, Anita Paul, Kalyan Paul, Irfan Jeelani, Adharsh Krishnan, Lubna Qadri, Asif Ahmed, Arkina Singh, Suhasini Bali, Chemi Lhamo, Rekha Rautela, Beena Nitwal, Kamla Pandey, Kanchan Arya, Pushpa Sumtiyal, Tundup Dorjey, Kesar Singh, Taukeer Alam Lodha y Suneeta Kashyap. Diseño y maquetación por Naveed Dadan.

Esta publicación ha recibido el apoyo de la Heinrich Boll Foundation y Misereor.

Coordinación general de la serie ‘Trabajo extraordinario de gente ordinaria’: Ashish Kothari, [email protected]

Vikalp Sangam es una plataforma para unir movimientos, grupos e individuos que trabajan en vías justas, equitativas y sostenibles para el bienestar humano y ecológico. Rechaza el actual modelo de desarrollo y las estructuras de desigualdad e injusticia subyacentes, y busca alternativas en la práctica y en la visión. Unos 70 movimientos y organizaciones de todo el país son miembros de su Grupo Central. Para más información: http://www.vikalpsangam.org/about/

Traducción de Carlos Valmaseda

Fuente: https://kalpavriksh.org/wp-content/uploads/2021/03/Pandemic-Resilience-in-the-W.Himalayas_EWOP_Vol.3_Feb.2021-final.pdf